La artrosis es una enfermedad crónica que se desarrolla de forma progresiva.

El 80% de las personas que padecen artrosis tienen limitaciones de movimiento y un 25% incluso están incapacitadas para realizar las actividades de la vida cotidiana. De hecho se considera a esta dolencia la cuarta causa de incapacidad entre las mujeres y la octava entre los hombres.

La artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad funcional.

La medicina convencional ofrece protocolos encaminados a aliviar los síntomas; que incluyen medicamentos analgésicos, antiinflamatorios y en casos de deterioro total, la intervención quirúrgica.

Nuestra apuesta sigue siendo la utilización de terapias reguladoras y regeneradoras, por lo que hace algunos años disponemos de una propuesta terapéutica basada en la utilización del Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF) que podría interrumpir o al menos retrasar el avance de la artrosis.

Su aplicación está revolucionando los tratamientos convencionales existentes que son meramente paliativos, no previenen, no curan la enfermedad y no detienen su evolución.

¿Cómo se obtiene el plasma rico en plaquetas?:

Una simple extracción de sangre bastará para obtener el plasma rico en plaquetas. Como si nos fueran  a realizar una analítica, esa muestra se somete a una centrifugación, separando las diferentes porciones de la sangre.

En una de esas porciones se encuentran las plaquetas y los factores de crecimiento, que son extraídos y aislados. Listo el plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento, se activará con una mezcla de oxígeno-ozono; ya que el ozono es un excelente antiinflamatorio, analgésico, germicida, antioxidante, revitalizante, oxigenante. Así el ozono potenciará el efecto regenerador del plasma y brindadará mayor seguridad por sus propiedades antisépticas.

Se infiltrará en la zona donde se desea regenerar, en el caso de la artrosis a nivel intra-articular, pero puede inyectarse en la piel, en el músculo…..según el área que se necesita tratar.

El 78% de los pacientes con artrosis que reciben este tratamiento experimentan una disminución significativa del dolor y una recuperación significativa de la capacidad de movimiento. La rigidez de la rodilla disminuye en el 41% de los pacientes tratados, con la mejoría en la calidad de vida del paciente que eso supone.

La eficacia clínica del PRGF en la articulación se puede atribuir a varios efectos muy importantes:

· Bloqueo de la degradación del cartílago.

. Estimulación de la producción de ácido hialurónico y otras moléculas bioactivas.

· Restitución de un ambiente fisiológico en la articulación inhibiendo la inflamación y disminuyendo el dolor.

En la Regeneración Articular el tratamiento consiste en tres infiltraciones con un intervalo de descanso de una o dos semanas entre ellas. Una vez realizada la infiltración del plasma rico en factores de crecimiento el paciente tendrá que guardar reposo de 24 a 48 horas de actividad deportiva o esfuerzos intensos, pero después ya podrá hacer vida normal.

Los resultados de las investigaciones se han publicado en revistas científicas de reconocido prestigio y han permitido el desarrollo de gran número de aplicaciones clínicas en distintas áreas de la Medicina:

– En Cirugía Oral y Maxilofacial se ha acelerado la formación de hueso y el grado de integración de los implantes con un porcentaje de éxito del 99%.

– En Medicina Deportiva se han tratado a la mayor parte de los deportistas de élite, con lesiones musculares, tendinosas o articulares, reduciendo casi a la mitad el tiempo de recuperación.

– En Cirugía Ortopédica se tratan con éxito fracturas que anteriormente no consolidaban (pseudoartrosis) y también se aplica PRGF en reconstrucciones quirúrgicas de tendones y ligamentos.

– En Medicina Vascular se utiliza como tratamiento para la cicatrización de úlceras. (pie diabético, úlceras varicosas…)

– En Oftalmología, para tratar úlceras de córnea.

–  En Medicina Estética se aplica como mesoterapia para rejuvenecimiento facial.

Su elaboración y administración está aprobada por la FDA (Food and Drug Administration) norteamericana, uno de los organismos con mayor fiabilidad en la evaluación de los procedimientos médicos a nivel mundial. En España también la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad ha autorizado el uso terapéutico del plasma autólogo y sus fracciones como medicamento de uso humano.

Si desea más información puede contactar con nuestro Centro de Medicina Integrativa en Playa del Inglés, Gran Canaria.

Dra. Agne E. Díaz Riverol.